miércoles, 18 de julio de 2012

Pulpo Glaseado en su Propio Jugo

Después del pulpo gallego en su propio jugo (que hice hace poco)... llega la segunda parte: ¡Pulpo Glaseado en su propio Jugo! Y es que sí, sobró parte de ese pulpo... y merecía un homenaje!

No me voy a cortar y corto-pego la receta para hacer el pulpo en su propio jugo y luego añado el glaseado, que es superfácil. Y decir que queda ¡de muerte!

Lo primero: no hay que tener miedo del término "glasear". Queda pretencioso, pero es algo sencillo.

Glasear: Cubrir los alimentos o preparados con una capa líquida que permite dorar el alimento e impregnarle en su superficie un sabor determinado.
En general esta capa se asocia muchas veces a un preparado de azúcar (en general azúcar glasé) y agua.

Glasear, por extensión, son también aquellas preparaciones a base de caldos de carne o pescado muy reducidos que al espesarse, recubren el alimento.

Y lo segundo: no hay que echar sal. Ya el jugo que suelta el pulpo está saladito. Luego siempre se pueden echas unas escamas de sal por encima, si te apetece.

Ingredientes:
Pulpo (de lujo)
1 cebolla
1 hoja de laurel
2 cucharadas de agua

Acompañamiento
4 patatas

Para servir
pimentón de la Vera (a poder ser. Si no... pimentón normal)
aceite de oliva virgen

Preparación:
En una olla pones una cebolla entera, una hoja de laurel y dos cucharadas de agua. Le pones el pulpo (limpio). Tapas y cueces. Por ahí leí varios tiempos. Para este pulpo de 1200kg es necesario cocer durante 25 minutos. No destapes durante todo el proceso para que no se evapore el agua.

Acompañamiento
Con el jugo que soltó el pulpo (reservando una taza para el glaseado) cueces las 4 patatas gallegas. Si no tienes suficiente líquido, añades un poco más de agua. El tiempo será de 20 minutos más o menos. Para comprobar si están cocidas, con un cuchillo bien afilo lo clavas en la patata. Si entra perfectamente, ya está listas!

Cuando estén las patatas cocidas las cortas de manera irregular y las rocías con un generoso chorro de aceite de oliva virgen. Espolvoreas pimentón por encima.


Glaseado
Cortas los tentáculos y los pones en una cazuela con el jugo de su cocción (que el líquido tenga como 1cm de espesor). Al principio lo pones a fuego fuerte y vas removiendo. Poco a poco el jugo irá espesando e irá formando una capa alrededor del pulpo: eso es el glaseado. Es así de fácil!



Ya tienes tu plato gourmet en la mesa!


5 comentarios:

  1. Pues tiene que estar rico rico!! Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Qué bueno, me encanta el pulpo!!!! Ya tienes otra seguidora más, la 13!!! Últimamente este número me persigue, ¿será mi número de la suerte?
    Me quedo por aquí y espero más recetas ricas, ricas!!! Ya verás mi marido que contento se pondrá si le hago el pulpo!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Mami Barda! Muchas gracias. Esta forma de prepararlo es resultona, además de fácil y delicioso. Ya me contarás cuando lo prepares!!! Muchas gracias. Además, el 13 ¡me encanta! BSSS

      Eliminar